Entradas

Drones asesinos

Imagen
                                Cuando en el libro "El Terror" podemos leer que nada de lo que en el se escribe es imposible y que TODO te puede pasar ya a ti, no mentíamos.                               No hay fantasmas, nunca los ha habido. ¿Dónde están los fantasmas de las legiones romanas? O es que solo salen los de esta época. Pues si, porque pensamos que pueden ser pliegues en el tiempo. Esto entre otras cosas como agujeros entre dimensiones, la teoría de cuerdas o muchas cosas más. Y para que se vea que la realidad supera la ficción, podéis ver como ya existen los drones asesinos. Y para terminar de arreglarla, el otro día nos decían en la televisión que con los coches eléctricos, los hackers, podían asesinarnos o atropellar a quienes quisieran aunque estemos nosotros dentro del coche. A cualquier invento útil, el hombre le sacará la punta para que sea un ladrón, asesino, o lo que se les ocurra.

Preguntas tontas 1

  Un niño nace en 2022 el 31 de diciembre. Media hora después  muere tras pasar el meridiano de la fecha y ser ya el 2023. Legalmente ¿ha vivido un año? Físicamente solo media hora. Supongamos que una herencia dependa de que se tengo un hijo y viva un año como mínimo. ¿Se cobraría esa herencia?

La torre de Babel

Imagen
 La torre de Babel           Partimos del principio de que no existen diferencias en la gente, aparte de que se sea una buena persona o mala, de que se sea honrado o un ladrón, etc... por o demás no existen otras. Lo mismo es un negro que un blanco, un hombre que una mujer, un niño que un anciano. La diferencia será la cultura y su humanidad.           Esta sería una ley general. Aparte tendríamos una serie de hábitos que pueden modificar nuestra conducta, para bien o para mal. Podemos encontrar una buena persona que esté convencido de que quemar libros sea una buena solución para evitar a los demás caer en el supuesto error. Posiblemente lo haga pensando que hace el bien  y, sin embargo, cae en algo tan peligroso como el fanatismo.           Actualmente estamos en una época muy difícil. El bombardeo conductivista llega a unos extremos nunca imaginados. Somos atacados con métodos subliminales desde todos los ángulos.           Es importante que se entienda que no pretendo, en ningún mo

¡Cuánto quiero a mis hijos!

Imagen
      ¿De verdad queremos lo mejor para ellos?      Mi madre decía "el mucho bien, hace mucho mal" y después de haber consumido el 90% de la vida lo comprendo en toda su extensión.      Yo siempre he pensado que los hijos están aquí porque nosotros hemos querido. Tenemos una deuda con ellos y tenemos que pagarla. Los hijos no son un juguete y si una gran responsabilidad. Pero actualmente parece ser que ya son parte de los muebles que hemos comprado para vivir nuestra vida. Y si lo pensamos fríamente veremos que es una realidad, aun en el mejor de los casos.        Vemos, sin pestañear, la noticia de que una mujer de 70 años que deseaba ser madre ha recurrido a la inseminación artificial o a un vientre de alquiler para tener un hijo. ¡Que buena mujer! Ese niño va a ser querido y mimado. ¿Qué? ¿De que me estás hablando? Ese niño se criará sin madre o con una abuela en lugar de una madre. La edad no perdona y ya vemos lejos esos tiempos en que nuestras madres eran poco más mayor

Similitudes

Imagen
           Cuando ves que la vida verdaderamente no cambia y lo único que se renueva son los protagonistas, te das cuenta de que toda la vida te han estado tomando la cabellera.          Hablando entre amigos el otro día, y más por juego que por intención real, nos dio por ver como se nos maneja, o mejor como nos obligan a ser manejados.          El juego es bien sencillo y animo a que lo jueguen. Eso si, no es bueno para fanáticos porque terminarán discutiendo.          Primera situación: Cada religión da las normas de conducta a seguir a todo el mundo y si no se cumplen serán castigados en el infierno. Amenazas por no pensar como yo digo.          ¡Menos mal que eso se ha superado! ¿Qué? ¡Ni mucho menos! Ahora estamos  mucho más dirigidos. No tiene punto de comparación. Antes te amenazaban con el infierno cuando te murieras, pero ahora te llegan a amenazar con el ostracismo, la cárcel, acusarte de fascista, y con el tiempo llegará la hoguera o la crucifixión.          Actualmente hay

Cosas de Juanito Feliz.

Imagen
  Cosas de Juanito Feliz.           El otro día me encontraba con unos amigos “de los de toda la vida”.           Después de debatir sobre sobre los grandes problemas que preocupan a la sociedad actualmente como la pandemia, los juegos olímpicos, lo bien o mal que está el equipo de fútbol, lo que se divierte la juventud tan culta y solidaria, etc. Pasamos a cosas sin importancia pero, que en nuestras cortas entendederas, nos gustaría comprender porque, por mucho que lo discutimos, al final solamente llegamos a la respuesta que es “porque es así”.            Pero yo he anotado algunas por si, las grandes mentes pensantes, me las pueden ir aclarando y, como son muchas, las iré poniendo poquito a poco. 1º ¿Por que hay tantos políticos?           España duplica y triplica a otros países de cultura occidental. Y para muestra voy a centrarme hoy en algo tan normal como el congreso y el senado.           Pregunta: ¿Para que sirven? Es obvio, para votar las leyes después de haberlas debatido,

Otros tiempos.

Imagen
  Otros tiempos.           Cuando se critican otros tiempos pasados y ves que están mintiendo, te da la sensación de que están burlándose de ti.           Yo no quiero meterme en cuestión de política que me importa un pepino, ni comparar con que ahora hay lavadoras que te hacen el trabajo o que la medicina cura cosas que antes no se podía. ¡Pues claro! Pero eso es la técnica, hace unos años se vivía con la mecanización que había y los conocimientos de entonces y ahora con los que hay. No tiene nada que ver con las personas. Contaré pues algunas anécdotas de Juanito Feliz en los años sesenta y ustedes juzgarán si la gente se preocupaba más o menos del ciudadano, comparándolo con la actualidad. No hay nada inventado, todo son recuerdos personales.           La navidad estaba cerca y mi tío Luis tenía por costumbre visitar a un amigo suyo, inspector de hacienda, y regalarle un decimito de lotería. Una manera como cualquier otra de que se acuerden de ti.           Nos recibió y al cabo de

Meter el diablo en el infierno

Imagen
          Diez parejas se alejan de la ciudad y se encierran en una casa en el campo para no contraer la Peste que asola Italia. Cada noche uno de ellos ha de contar una historia. Todas son muy amenas.           De entre todas las historias con que nos deleita Giovanni Boccaccio, comenzamos por la divertidísima de "Meter el diablo en el infierno". Si no la conocen, es imprescindible que la lean. Lectura gratuita ComarcaRural

Biblioteca